0
0
0
0
Total
0

En un mundo cada vez más interconectado, las brechas de información motivan una falta de igualdad de oportunidades, algo totalmente inmoral por lo que conlleva de disminución de las oportunidades de desarrollo de las personas y los pueblos. La posibilidad de estar comunicadas y tener acceso a información, así como la creación de las capacidades para su análisis crítico, ya están consideradas como un derecho humano, en el que la tecnología tiene un papel cada vez más relevante.

Al igual que en los campos del agua, la alimentación o la energía, no se trata sólo de contar con herramientas tecnológicas por las que “mane” información (sean imprenta, tam-tam, radios, ordenadores, otros elementos tecnológicos como software de cualquier tipo, acceso a internete…), sino también acercar a las personas a su control. Por eso, la gobernanza de las TIC y de la información es en ESF, como en el resto del sectores en los que trabajamos, clave para que realmente estas tecnologías estén al servicio del bien común. De este modo, prestamos mucha atención a constructos legales como patentes, copyright o de protección de uso de datos, neutralidad de la red (o, mejor, red como patrimonio de la humanidad y de interés público, buscando maneras de gestión de la red pensando cómo si fuera una suerte de sistema de agua potable donde en vez del líquido elemento circula información, que empieza a ser casi tan importante como aquel), medios comunitarios y movimientos como los que promueven el conocimiento abierto, la soberanía digital, los datos abiertos (frente a una minaría de datos en el big data que exija un dominio tecnológico reservado a poca gente) o el software y hardware libre. También nos interesan los temas de accesibilidad web (por ejemplo la personas con problemas de visión), comunicación inclusiva, etc., si consideramos que el lenguaje es también una TIC.

Aquí se puede ver el documento donde explicamos por que nos parece que, de base, el software libre tiene que ser un requisito para trabajar en TIC con un enfoque de tecnología para el bien común.

Para trabajar lo comentado anteriormente, ESF cuenta con un grupo de personas, las del Grupo de Sistemas de Información y Comunicación. Ellas dan soporte técnico a todas las herramientas de comunicación, interna y externa, de la asociación, y también se interesan por promover dentro y fuera de la asociación el software libre, el acceso abierto a datos, etc. Dan formación en estos campos a nivel interno de la asociación, y también talleres abiertos a quien quiera asistir. Puede ser que te acerques a un de estos talleres con tu portátil viejo que tarda mil años en arrancar, y salgas con una distribución GNU/Linux ligera que le dé una nueva vida, o que aprendas a manejar herramientas libres de diseño gráfico u ofimática que ni sabías que existían, y que no implican usar software privativo por lo que tengas que pagar, o piratearlo, y que además instala en tu ordenadores elementos sobre los que no tienes ni puedes tener control. Asesoran también cuando hacemos presión política en el campo de promover los datos públicos abiertos en las administraciones, los datos editables libres que hayan sido generados con fondos públicos, o el software libre en la administración pública. Y, también en Galicia, y no menos importante, arreglan todos los problemas técnicos en los ordenadores de nuestras sedes, y en los canales de comunicación (listas de correo, intranet, etc.).

A nivel internacional, asesoran tanto en el que tiene que ver con la logística de nuestra oficina en Honduras, igual que hacen en Galicia (problemas técnicos informáticos, conformación de las copias de seguridad, hardware idóneo para las necesidades de la asociación, etc.) como en lo que son Programas de Cooperación (de los que tenemos en marcha dos, uno en el ámbito del Derecho a la Alimentación y otro de Derecho al Agua y Saneamiento), en todo lo que tiene que ver con herramientas de generación de información. En este caso, y con el apoyo del CartoLab de la UDC, en herramientas de Sistemas de Información Geográfica basados en software libre, con diseños específicos para la zona que se emplean para la gestión de la información levantada en los Planes de Gestión Integral del Recurso Hídrico, y otra para los Planes de Manejo de Finca Familiar. Estas herramientas son de acceso libre, basadas en el programa libre gvSIG, y se pueden descargar de aquí, con su correspondiente manual. También pueden asesorar las personas de las organizaciones hondureñas con las que trabajamos, de cara a la difusión del uso del software libre.

No nos olvidamos del trabajo en red, donde contamos con personas y organizaciones asesoras cómo el Grupo de Programadores y Usuarios de Linux (GPUL), que son referentes para nosotros en estos temas.